[Reseña Crítica] — Death Note

Ficha Técnica:
Título: Death Note
Género: Thriller, fantasía, policíaco, drama.
Tipo: Anime.
Autor/es: Tsugumi Oba -Takeshi Obata
Episodios: 37
Estado: Terminada.
Estudio: Madhouse.
Años: 2006/07

Sinopsis:


Cuando Light Yagami alzó del suelo una libreta oscura, la cual había descendido misteriosamente en el campus de su preparatoria, jamás imaginó que aquella sería el modus operandi para llevar sus ideales de justicia a otro nivel y que, mucho menos, representaría la escalera hacia el cambio más radical de su vida.

La Death Note, un cuaderno negro de aspecto corriente y ordinario, posee la propiedad de matar a quien se desee escribiendo el nombre de la víctima en sus páginas, teniendo en cuenta el rostro de la susodicha. Valiéndose de esto, Light otorgará muerte a todo criminal, que bajo su criterio, sea del todo repudiable, con objeto de limpiar la criminalidad de este mundo.

Sin embargo, poco pasará, antes de que el protagonista se vuelva el blanco directo de L, un afamado, pero anónimo, detective, que lo dará todo por desenmascarar a quien está detrás de esos asesinatos sin huellas dactilares que evidencien a su autor.

Con ese escenario, se dará inicio a un tiroteo de estrategias y tácticas psicológicas, que envolverán al espectador en un ambiente de tensión y lo llevarán al límite de pensar como alguno de sus personajes, dejando que el desenlace de todo se vuelva incógnito hasta llegar a al final.


Reseña crítica:

Death Note, nos da un nuevo enfoque del Shonen, metiéndonos en la piel del protagonista anti-héroe, posicionándonos desde la perspectiva del villano. Con ciertos toques de Seinen, esta historia obligará a su espectador a cuestionarse sobre el concepto de justicia que posee y analizar cuál de los dos bandos presentados, es quién tiene la razón: Kira o L.

Con un gran uso del folklore japonés, en cuanto a la personificación de los Dioses de la Muerte, o más bien <<Shinigamis>>, se debatirá sobre la fragilidad de la vida humana, y que lo único seguro en ella, es la muerte. Donde un humano es, en esperanza de vida, el combustible de la existencia de estos seres inmortales. Como obra nipona, su contexto principal, está situado en Japón, Kanto, no obstante, habrá de otros espacios, establecidos en Inglaterra o Estados Unidos, que darán su pincelada interesante.

El hilo argumental siempre se mantiene en un ritmo sorpresivo, presentado una gran galería de detalles, puntos de partidas de juegos intelectuales. Si bien la historia es corta, hay que mencionar su ausencia de relleno y datos irrelevantes, lo que le da una característica ventajosa, frente a otras series de mayor extensión. Tanto animé como manga, cuentan con un exquisito arte. La adaptación de la obra al animé, es sumamente fiel al manga. La animación no varía su calidad alrededor de sus 37 capítulos.

Una de las primordiales particularidades de esta obra, es la exhibición de diversas personalidades, casi en su totalidad con índole propia de superdotados. Desde la extravagancia como moneda corriente, pasando por un estilo gótico y lóbrego, hasta el orden y pulcritud de un temperamento ejemplar. Consta, también, de delirios y espectros, derivados de las mentes de cada personaje, sobre su destino y objetivos, que exponen la penumbra propia de la ambición y otras decadencias de la humanidad.

En cuanto al OST u Original Soundtrack, los openings estuvieron a cargo del conjunto musical japonés Nightmare y los endings por Maximum the Hormone. La música intermedia, fue creada por Yoshihisa Hirano y Hideki Taniuchi. A grandes rasgos, su estilo ostenta una mezcla de sonidos electrónicos con rock alternativo y metal, con acordes de guitarra eléctrica incorporados en su mayoría, acompañados del bajo y básico de batería. Hay, también, temas que hacen alusión a himnos latinos como el Dies Irae, otorgando un remate de drama, misticismo y alegoría hacia la capacidad de dar la muerte y quitar la vida. Sin duda alguna, gran crédito se lleva la Banda Sonora, en el pasaje que se recrea dentro del animé.

Tal vez, como esquina enerve, se encuentre el poco uso de personajes femeninos, y de los que aparecen, su papel es por sobretodo secundario. Por otro lado, hay muchos personajes que no alcanzan a parecer y rápidamente ya conocieron su muerte, aunque allí esté la gracia y el poder de Kira.

En conclusión, Death Note es un aire fresco y renovador dentro de los géneros policiacos, thriller y psicológicos. Fuertemente entretenido, con la lógica como arma en mano y testimonio claro de que un Shonen no requiere de batallas ni de acción para ser de lo más interesante.

2 comentarios:

  1. personajes 100 e historia 100 :P
    no mamen. y la musica de los endings y openings 100 si te gusta el estilo ! XD

    ResponderEliminar
  2. "Lucas": Death Note es una serie muy buena, en lo personal es de mis favoritas desde hace años, pero no por ello los reseñadores tienen que dejarse llevar por sus gustos personales.
    Oba y Obata hicieron un trabajo excelente, sin embargo, si te pones a pensar en los criterios generales de anime y lo comparas con otros mangas y animes de la misma índole, no es una historia que merezca el 100, como casi toda animación, tiene su altibajas y altas, en especial si se compara al anime de dicha serie.
    Y por favor, ahorrate palabras altisonantes, respeta con un buen vocabulario. Estamos reseñando a partir de un gusto general o abierto, no a un género en específico, si este blog fuese de géneros de suspenso y sci-fi específicamente, entonces el cantar de la calificación sería otra.

    ResponderEliminar